¿Cómo empezó todo esto?

¡Hola compi!, ¡Bienvenid@ a nuestro Blog!.

Me llamo María y soy la creadora de la marca Enfermereando. Soy una enfermera como tú, que le encanta esta profesión pero que no entiende muchas cosas de ella. Que intenta poner su granito de arena porque todo sea mejor y conseguir el reconocimiento que nos merecemos, ¡y estoy segura de que algún día lo conseguiremos!.

Podría contarte que esto empezó cuando hice la primera ilustración, cuando publiqué por primera vez en redes sociales, o el día que se abrió la tienda online, pero no. Esto empezó en Paseo de la Habana nº 70 de Madrid, donde se encuentra el parking del Hospital San Rafael, y que escondía la Facultad de Enfermería de la Universidad Pontifícia de Comillas, (actualmente Universidad de Nebrija).

Enfermereando empezó ahí porque si no hubiera estudiado enfermería, si no fuera enfermera, no podría haber creado esta marca, ni haberla podido compartir con tod@s vosotr@s. 

En esos jardines del parking recuerdo haber pasado momentos increíblemente emocionantes con mis compañeros de universidad, momentos divertidos contándonos anécdotas que nos ocurrían en las prácticas, momentos nerviosos por conocer la nota de algún examen, y en ocasiones tristes debidos a problemas cotidianos, y, al fin y al cabo, momentos de la vida a diario…

Una de las mejores cosas que me han sucedido en la vida es estudiar esta carrera, y sobretodo el contacto con los pacientes y con la realidad. Más bien con la hostia de realidad que te da la enfermería, (en el buen sentido de la palabra), cuando te encuentras con la dureza de la vida y ese tipo de realidad que te hace hacerte un poquito mayor cada día, esa realidad que con 20 pocos años puede que aún no hayas visto ni escuchado, ni olido de cerca.

Ese aprendizaje en el que disfrutas con cada nueva cosa que te enseñan, en el que poco a poco te van formando, para el día de mañana poder dedicarte a lo que te encanta, a cuidar de los demás, a escuchar, a sentir, a vivir la vida desde el lado de la enfermería. Si pudiera volver atrás, volvería a estudiar enfermería, porque me ha hecho ser quién soy hoy y encontrarme y conocerme, porque me ha hecho aprender de la vida y saber dónde quiero ir y dónde quiero estar.

Aunque la vida me haya llevado a ser una enfermera detrás del ordenador y detrás de una tienda de enfermería, me siento igualmente enfermera en todos los aspectos, porque cuando aprendes la enfermería tu mente cambia, te hace pensarlo todo en relación al mundo sanitario, cuando ocurre algo en tu familia, cuando ves una mala noticia, cuando vas por la calle y ves un accidente, entras en un mundo del que es muy difícil desenamorarse y del que nunca dejas de hablar ni pensar en él…

Y aunque haya momentos difíciles dentro de la profesión, (porque los hay y muchos), esta profesión te hace cambiar como persona, te hace ser fuerte, madurar, aprender, saber escuchar, ser resolutivo, tener paciencia, saber calmarte ante situaciones complicadas. Por eso esta marca empezó el mismo día que empecé la carrera, por todo lo que me ha enseñado, y lo que he aprendido y que gracias a ella he podido mostrar. A la enfermería le debo Enfermereando, le debo todo. ¿Y tú, qué le debes a la enfermería?.

Si te apetece, nos encantaría que nos dejaras un comentario sobre qué te gustaría que te contáramos en el blog, o si te ha gustado este post. Mil gracias!

Un abrazote muy fuerte y espero verte por aquí.

María Madrid.

Comentarios20

Añade tu comentario